Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes



Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




Búsqueda temática
 
  Salud de adolescentes y jóvenes Salud infantil
 
 
Noticias
Un estudio halla que con frecuencia, el dolor crónico es un problema de familia
Los adolescentes cuyos padres sufrían de ese tipo de incomodidad tenían un mayor riesgo

Read this news in English

LUNES, 19 de noviembre (HealthDay News) -- Los hijos adolescentes de las personas que sufren de dolor crónico están en mayor riesgo de sufrir ese tipo de dolor, halla un estudio reciente.

El estudio dio seguimiento a más de 5,300 adolescentes (de 13 a 18 años de edad) en Noruega y a sus padres, y halló que los adolescentes eran más propensos a sufrir de dolor no específico y de dolor en lugares múltiples si uno o ambos padres tenía dolor crónico.

El riesgo de dolor crónico en los adolescentes fue mayor si ambos padres tenían dolor crónico, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 19 de noviembre de la revista Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine.

Considerar los factores socioeconómicos y psicosociales no cambió los hallazgos, pero unos tipos distintos de estructura familiar sí tuvieron un efecto, señalaron el Dr. Gry Hoftun, de la Universidad de Ciencias y Tecnología de Noruega, y colegas. Por ejemplo, entre los adolescentes que vivían sobre todo con sus madres, aquellos cuyas madres tenían dolor crónico estaban en mayor riesgo de padecerlo. Esa asociación no se halló entre los adolescentes que vivían sobre todo con sus papás.

Unos factores ambientales compartidos podrían tener un importante rol en el dolor crónico que ocurren entre los adultos y sus hijos, concluyeron los investigadores.

Un experto de EE. UU. dijo que el estudio plantea algunas preguntas.

"Los hallazgos no son sorprendentes, pero los factores causales (en qué consiste la base de esta relación) siguen sin respuesta", lamentó el Dr. Bradley Flansbaum, internista del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York. "No podemos explicar cada exposición, sobre todo las influencias sociales, y el impacto que la genética y el ambiente tienen sobre el resultado es difícil de distinguir", anotó.

"Esto no debería distraer de la moraleja de que, en gran medida y aparte de la causa, el dolor se da en familia", apuntó Flansbaum. Cree que el hallazgo podría facilitar la detección de las personas que sufren de dolor crónico, y mejorar el tratamiento.

Más información

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de los EE. UU. tiene más información sobre el dolor crónico.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Attribution: -- Robert Preidt
FUENTES: Bradley Flansbaum, M.D., internist, Lenox Hill Hospital, New York City; Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, news release, Nov. 19, 2012
© Derechos de autor 2012, HealthDay

La información en los artículos de HealthDay News procede de diferentes fuentes y no responde a la política del Gobierno federal. El Centro de Información de la Oficina de Salud de las Minorías no se hace responsable de las opiniones, productos y servicios que puedan aparecer en los artículos publicados.

Última modificación: 20/11/2012 04:00:00 p.m.
OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias