Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes



Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




Búsqueda temática
 
   
 
Noticias
Aumentan los suicidios por ahorcamiento en Estados Unidos
Un estudio halla el mayor aumento entre los adultos de mediana edad

Por Steven Reinberg
Reportero de Healthday

Read this news in English

MARTES, 20 de noviembre (HealthDay News) -- Un aumento repentino en las muertes por ahorcamiento entre los adultos de mediana edad parece ser responsable del notable incremento en los suicidios en EE. UU. entre 2000 y 2010, halla un estudio reciente.

Los ahorcamientos conformaron el 26 por ciento de los suicidios en 2010, frente al 19 por ciento a inicios de la década. Entre las personas de 45 a 59 años, el suicidio por ahorcamiento aumentó en un 104 por ciento en ese periodo, según un informe que documenta los cambiantes patrones en el suicidio.

En total, un 16 por ciento más de estadounidenses se suicidaron en 2010 que en 2000. Esto equivale a 12.1 suicidios por cada 100,000 personas, frente a 10.4 por cada 100,000 anteriormente.

"Es importante que el aumento inmenso en el suicidio por ahorcamiento se reconozca", señaló la investigadora líder Susan Baker, directora fundadora del Centro de Investigación y Políticas de Lesiones Johns Hopkins de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Johns Hopkins, en Baltimore.

Una mayor concienciación y educación pública sobre la muerte por ahorcamiento resultan necesarias para ayudar a controlar la tasa general de suicidios, y este método de suicidio en particular, apuntaron Baker y otros expertos.

"Quizás las personas piensen que la muerte por ahorcamiento es inmediata e indolora, pero la gente forcejea... estoy segura de que no es indoloro, de ninguna manera", enfatizó Baker.

Para el estudio, que aparece en la edición de diciembre de la revista American Journal of Preventive Medicine, el equipo de Baker utilizó datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Las armas de fuego siguen siendo el principal método de suicidio. Las armas de fuego, los envenenamientos y los ahorcamientos dan cuenta del 93 por ciento de todos los suicidios en EE. UU., halló el grupo de Baker. Aunque el suicidio con armas de fuego se redujo en casi una cuarta parte entre las personas de 15 a 24 años, aumentó en casi la misma proporción entre las personas de 45 a 59.

El suicidio por envenenamiento aumentó hasta un 17 por ciento de todos los suicidios, frente a un 16 por ciento en 2000. La muerte autoinfligida por envenenamiento fue la que más aumentó (un 85 por ciento) entre las personas de 60 a 69 años de edad, hallaron los investigadores.

Los investigadores notaron otras tendencias:

  • Las tasas de suicidio aumentan más rápidamente entre las mujeres que entre los hombres, y más rápidamente entre los blancos que entre otras razas.
  • En términos de la edad, la tasa de suicidio experimentó el mayor aumento (un 39 por ciento) entre las personas de 45 a 59 años, mientras que se redujo en un 8 por ciento entre las que tienen a partir de 70 años.

Un artículo reciente que aparece en la misma revista reportó que más personas mueren por suicidio en Estados Unidos que por accidentes de coche, haciendo del suicidio la causa principal de muertes por lesiones.

Un informe publicado el 5 de noviembre en la revista The Lancet dijo que desde 2007 se han llevado a cabo unos 1,500 suicidios más de lo anticipado, y atribuyó alrededor de una cuarta parte del aumento a los problemas de la economía.

Baker dijo que limitar el acceso a las armas de fuego y a los analgésicos narcóticos ha ayudado a reducir los suicidios con esos métodos, y desea ver que se adopten estrategias similares para limitar las oportunidades de ahorcamientos.

Por ejemplo, los códigos de construcción pueden asegurar que las luces del techo y las tuberías no puedan soportar el peso de una persona, planteó.

Y las barras para colgar ropa en los roperos deben fabricarse para que se rompan ante el peso excesivo, dijo Baker.

Pero limitar el acceso al ahorcamiento es mucho más difícil que limitar el acceso a las armas de fuego o a los venenos, señalaron los expertos.

"Estos nuevos hallazgos plantean un desafío serio para los esfuerzos de prevención de lesiones, debido a la amplia disponibilidad de cuerdas y otros medios para ahorcarse", comentó Simon Rego, director de entrenamiento en psicología del Centro Médico Montefiore en la ciudad de Nueva York.

Lanny Berman, director ejecutivo de la Asociación Americana de Suicidiología (American Association of Suicidology), se mostró de acuerdo.

"Este cambio amerita esfuerzos innovadores de parte de la comunidad de prevención del suicidio y de los legisladores para llegar efectivamente a las metas planteadas en la revisión de la Estrategia nacional para la prevención del suicidio", apuntó Berman.

Hace poco, ese programa recibió 56 millones en fondos federales para financiar los programas de prevención del suicidio. La meta es salvar 20,000 vidas en los próximos cinco años.

Con la excepción de EE. UU., el ahorcamiento ha sido el principal método de suicidio en países de altos ingresos de todo el mundo, apuntó Berman.

Más información

Para más información sobre el suicidio, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

FUENTES: Susan Baker, M.P.H., professor and founding director, Johns Hopkins Center for Injury Research and Policy, Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, Baltimore; Lanny Berman, Ph.D., executive director, American Association of Suicidology, Washington, D.C.; Simon Rego, Psy.D., director, psychology training, Montefiore Medical Center/Albert Einstein College of Medicine, New York City; December 2012, American Journal of Preventive Medicine
© Derechos de autor 2012, HealthDay

La información en los artículos de HealthDay News procede de diferentes fuentes y no responde a la política del Gobierno federal. El Centro de Información de la Oficina de Salud de las Minorías no se hace responsable de las opiniones, productos y servicios que puedan aparecer en los artículos publicados.

Última modificación: 21/11/2012 04:00:00 p.m.
OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias