Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes

Glosario bilingüe de prevención del VIH/SIDA





Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




Búsqueda temática

Tuberculosis

La tuberculosis es una infección provocada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis, la cual suele afectar principalmente a los pulmones. Sin embargo, también puede atacar a los riñones, los huesos, el cerebro y otras partes del organismo. Aunque es una enfermedad que se propaga a través del aire por medio de los estornudos o la tos de la persona infectada, las probabilidades de contraer tuberculosis de forma casual son relativamente bajas. Es más común que el contagio se produzca como consecuencia de un contacto habitual, como por ejemplo el que se tiene con familiares, compañeros de trabajo o compañeros de estudio.


Síntomas
El hecho de haber contraído la bacteria no significa necesariamente que la persona afectada vaya a desarrollar la enfermedad. En este sentido, la denominada tuberculosis "activa", a diferencia de la "latente", se produce solamente en alrededor del 10% de las infecciones. Las personas que corren mayor riesgo de desarrollarla son aquellas que tienen un sistema inmunológico débil.

Por esa razón, es importante estar alerta e ir al médico en caso de presentarse alguno de los siguientes síntomas:
  • Tos persistente que dure más de tres semanas.
  • Pérdida de peso.
  • Tos y expectoración con sangre o mucosidad.
  • Sudoración nocturna.
  • Pérdida del apetito.
  • Cansancio y debilidad.
  • Fiebre y escalofríos.


Diagnóstico
Una vez que el médico revise al paciente, es posible que le ordene realizarse los siguientes exámenes:
  • Radiografía de tórax.
  • Prueba de la tuberculina.
  • Análisis de esputo.
  • Broncoscopia.
Tratamiento
La tuberculosis debe ser tratada debidamente ya que puede ser potencialmente mortal. Por lo general, el tratamiento puede llegar a durar un año y los fármacos que se utilizan son la isoniazida, la rifampicina y la pirazinamida. Aunque la recuperación es posible, es importante respetar el tratamiento y cumplirlo sin interrupciones.





Última modificación: 07/31/2008 09:34:00 a.m.
OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias