Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes

Glosario bilingüe de prevención del VIH/SIDA





Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




Búsqueda temática

Salud masculina

 
 
Salud masculina
 
 
Según el informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades con el título “Decesos: datos preliminares para el año 2003”, el valor estimado de la esperanza de vida al nacer para la totalidad de la población ha alcanzado un récord de 77.6 años. Esto representa un aumento de 0.3 años en relación al año 2002. A pesar de que las mujeres viven más tiempo que los hombres, la disparidad entre la esperanza de vida de los hombres y la de las mujeres disminuyó de 5.4 años en el 2002 a 5.3 años en el 2003. Los hombres tienen una esperanza de vida de 74.8 años contra 80.1 años para las mujeres.

Se observa una mejoría en la esperanza de vida de todos los grupos masculinos. La expectativa de vida de los afroamericanos registró un aumento de 0.6 años en el 2002 pero de todas formas es aproximadamente 6.2 años menor que la de los hombres blancos, 69.2 años contra 75.4 años. La esperanza de vida también mejoró para los hombres hispanos (4.2%) y los hombres asiáticos e isleños del Pacífico (3.8%). Sin embargo, los índices de mortalidad no han presentado modificaciones en el caso de los hombres nativo-americanos.

Según el informe anual “Salud, Estados Unidos, 2004”, en los hombres la tasa de muertes a causa de enfermedades cardíacas y hepáticas es el doble que la de las mujeres. Las muertes relacionadas con el suicidio y situaciones violentas son cuatro veces más factibles entre los hombres. En 2002, el índice de mortalidad por suicidio entre los jóvenes nativo-americanos de entre 15 y 24 años de edad era alrededor de 60% más alto que el de sus pares blancos. En ese mismo año, el índice de mortalidad por ataques cerebrales reveló que la tasa para los hombres asiáticos entre 45 y 54 años era aproximadamente 15% más alta que la de los hombres blancos de esa misma edad.
Con frecuencia los hombres ignoran los síntomas y se muestran reacios a buscar ayuda hasta que aparecen las complicaciones
Una encuesta realizada en marzo de 2000 por el Commonwealth Fund con el título “Fuera de alcance: los hombres estadounidenses y el sistema de salud”, reveló que el 24% de los hombres no había tenido una consulta médica en el año previo a la encuesta, una tasa tres veces mayor que la de las mujeres (8%).

Mientras que en el año 2000 las mujeres realizaron 488 millones de consultas médicas, los hombres sólo hicieron 335 millones.

A diferencia de las mujeres, la consulta médica tardía por parte de los hombres se evidencia en el hecho de que cuando los hombres buscan asistencia tienden más a dirigirse a una policlínica o sala de emergencias.

Los estudios indican que las actitudes y comportamientos masculinos relacionados a la sanidad son las principales causas en la baja utilización de los servicios preventivos de la salud.

En comparación a las mujeres, los hombres cuentan con un tercio menos de estadías hospitalarias pero una vez internados les lleva más tiempo recuperarse.
El acceso a la salud es un factor significativo para los hombres de las minorías
Según un artículo publicado en mayo de 2003 por el American Journal of Public Health (revista americana de salud pública), los hombres latinos y afroamericanos son perceptiblemente menos propensos a realizar una consulta médica. Es más, el 55% de los hombres latinos y el 45% de los afroamericanos no tienen un médico de cabecera a quien consultar periódicamente.

En el caso de los mexicano-americanos, los hombres duplican a las mujeres en cuanto a la falta de un centro asistencial para recibir atención primaria.

Los hombres de color son más propensos a no tener seguro médico. El 46% de los hispanos y el 28% de los afroamericanos no tienen cobertura médica con respecto al 17% de los blancos.

Los estudios que investigan la forma en que los diferentes grupos de hombres hacen uso del sistema de Medicare indican que aun cuando se contemplan las diferencias que existen en el tipo de seguro médico y los niveles de ingreso, los hombres afroamericanos reciben menos servicios preventivos que los hombres blancos, como por ejemplo en el caso de la vacuna contra la gripe y la colonoscopía.

El American Journal of Public Health también ha publicado que los factores sociales y conductuales pueden explicar las razones por las cuales los hombres estadounidenses, especialmente los hombres de las minorías, presentan un estado de salud inferior al de las mujeres.
Exámenes preventivos para el hombre
Prueba de colesterol en la sangre
Después de los 35 años, controle los valores del colesterol por lo menos cada 5 años. Si fuma, tiene diabetes o antecedentes familiares de enfermedades cardíacas, debería controlar su colesterol a partir de los 20 años.

Presión arterial
Controle su presión arterial por lo menos cada 2 años.

Examen de cáncer colorrectal
A partir de los 50 años, tome medidas preventivas y realícese un estudio exploratorio para la detección precoz o prevención del cáncer de colon y recto. Hable con su médico para mayores detalles.

Examen para la diabetes
Si tiene hipertensión arterial o colesterol alto, realícese un examen para controlar el nivel de azúcar en sangre.

Depresión
Si se ha sentido decaído, angustiado y ha experimentado pérdida de interés en las actividades habituales por más de dos semanas, coordine una consulta con su médico para ver si es pertinente realizarse un examen para detectar elementos depresivos.

Exámenes para detectar enfermedades de transmisión sexual
Hable con su médico para determinar si es preciso realizarse exámenes para detectar las enfermedades de transmisión sexual como el VIH.

Examen para detectar el cáncer de próstata
Si está considerando la extracción de sangre para hacerse el control del antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés) o el examen digital rectal (DRE, por sus siglas en inglés), hable con su médico sobre los posibles ventajas y desventajas de los exámenes disponibles para detectar el cáncer de próstata.
Fuentes consultadas
Hombres: manténgase sano a cualquier edad—una lista de verificación para su próxima revisión médica, Agencia para la Investigación y la Calidad del Cuidado de la Salud.

Para obtener mayor información sobre la salud de los hombres, visite:

Cáncer de próstata: guía informativa [PDF, 516KB]
http://www.cdc.gov/cancer/prostate/prospdf/prostate_cancer_spanish.pdf

Aspectos generales sobre la salud masculina
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/menshealth.html

Consejos para una vida sana [PDF, 1MD]
http://www.cdc.gov/men/tips/tipsm-sp.pdf



Es posible que necesite el programa Adobe Reader para visualizar el contenido de algunos enlaces presentados en esta página. Si todavía no dispone de Adobe Reader, puede descargarlo de forma gratuita. Salida del sitio

Última modificación: 10/12/2007 08:12:00 a.m.
OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias