Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes

Glosario bilingüe de prevención del VIH/SIDA





Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




Búsqueda temática

Enfermedades tiroideas

 
 
Enfermedades tiroideas
 
 
La glándula tiroides es un órgano con forma de mariposa que está ubicado por debajo de la “nuez de Adán” y delante de la tráquea. Su función es esencial para regular el metabolismo corporal y es la glándula encargada de producir las hormonas T3 (tiroxina) y T4 (triyodotironina), ambas fundamentales para el funcionamiento normal del organismo. Además, estas hormonas juegan un papel elemental en el crecimiento y desarrollo de las células e inciden en aspectos tales como el aumento y pérdida de peso, enfermedades cutáneas, nivel de colesterol en sangre, nivel de energía, funciones cognitivas, tolerancia al calor y frío, y otras funciones vitales.

De igual forma, la tiroides está regulada por otra glándula llamada hipófisis o pituitaria, la cual tiene injerencia sobre las funciones cerebrales y estimula a la tiroides con la ayuda de la hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés). El papel que juega esta hormona es crucial porque cuando la tiroides funciona con lentitud, la hipófisis incrementa el estímulo y le envía mayores cantidades de TSH. En cambio, cuando el proceso ocurre a la inversa y existe una hiperactividad de la glándula tiroides, la hipófisis disminuye la cantidad de TSH.

¿Qué es el hipertiroidismo?
Es una enfermedad que se desarrolla a partir de la hiperactividad de la glándula tiroides, la cual produce una cantidad excesiva de hormonas T3 y T4 y puede ser causada por trastornos médicos como la enfermedad de Graves (enfermedad autoinmune de la glándula tiroides que provoca sobreproducción hormonal), nódulos en la glándula tiroides, inflamación de la tiroides o tiroiditis, y por exceso de yodo y sobredosis de hormonas tiroideas.

Síntomas

Según la Thyroid Foundation of America (fundación nacional dedicada a abordar los problemas referentes a las enfermedades tiroideas), aproximadamente 12 millones de personas en Estados Unidos tienen problemas de tiroides pero más de la mitad no tiene conocimiento de ello. Por otro lado, la American Association of Clinical Endocrinologists (asociación americana de endocrinología clínica), sostiene que alrededor del 76% de la población no sabe que las enfermedades tiroideas son hereditarias.

Dentro de los síntomas que se pueden presentar en un caso de hipertiroidismo, se encuentran los siguientes:
  • Pérdida de peso.
  • Aumento del apetito.
  • Ansiedad.
  • Palpitaciones.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Sudoración excesiva.
  • Pérdida de cabello.
  • Intolerancia al calor.
  • Debilidad muscular.

Diagnóstico

Para realizar un diagnóstico el médico tratante procederá a analizar el historial clínico del paciente junto con un examen físico que estará acompañado por las pruebas de laboratorio, donde se estudiarán las hormonas T3 y T4 libre y la TSH sérica. Generalmente, en los casos de pacientes que presentan hipertiroidismo se observa que la T3 y T4 aparecen con niveles elevados mientras que los valores de la TSH se muestran bajos.

Tratamiento

El tratamiento varía dependiendo de cada caso y de la gravedad y síntomas de la enfermedad. Tan pronto como se realice el diagnóstico, el médico responsable será el encargado en definir cuál será el tratamiento a seguir. Dentro de las posibles opciones se encuentran la medicación antitiroidea, el tratamiento con yodo radioactivo y en caso de ser necesario, la cirugía para extirpar la glándula tiroides. Si se llega a necesitar recurrir a esta última alternativa, el paciente tendrá que seguir de por vida un tratamiento de sustitución hormonal.
¿Qué es el hipotiroidismo?
Se denomina hipotiroidismo a la producción insuficiente de hormona tiroidea. En este sentido, resulta de máxima importancia recibir un diagnóstico para poder tratar la enfermedad y evitar que su curso evolutivo afecte el funcionamiento del organismo. Una de las principales causas del hipotiroidismo es la enfermedad de Hashimoto, una afección en la que el sistema inmune del organismo ataca la glándula tiroides. Otra causa puede ser un mal funcionamiento de la glándula pituitaria, lo cual puede generar una deficiencia en la secreción de hormonas TSH, responsables de estimular la actividad de la tiroides. En otros casos, el hipotiroidismo también puede ser resultado de problemas congénitos, de la inflamación e irradiación sobre la glándula y también puede surgir luego de una cirugía de tiroides.

Síntomas

Aunque el hipotiroidismo es una enfermedad que se puede presentar a cualquier edad y en ambos sexos, es más frecuente en mujeres de mediana edad. Entre los síntomas que se pueden manifestar, se encuentran los siguientes:
  • Aumento involuntario de peso.
  • Cansancio.
  • Intolerancia al frío.
  • Depresión.
  • Dolor muscular y articular.
  • Caída de cabello.
  • Uñas quebradizas.
  • Debilidad.
  • Problemas de memoria.

Diagnóstico

Para diagnosticar la enfermedad es necesario analizar los niveles de TSH, T3 y T4 libres. Cuando se estudian los valores de la T3 y T4 es preferible medir la forma libre porque se pueden registrar variaciones cuando se miden los niveles totales.

Tratamiento

El tratamiento del hipotiroidismo consiste en una terapia de sustitución hormonal para compensar la deficiencia de la hormona tiroidea. Al tratarse de una enfermedad crónica, el tratamiento es de por vida y las dosis de la medicación serán determinadas por el médico responsable. Es importante realizarse controles periódicos para lograr una mayor precisión con respecto a las dosis que el paciente debe tomar diariamente.
¿Cuál es el pronóstico para los pacientes que sufren enfermedades tiroideas?
Las enfermedades de la glándula tiroides deben ser tratadas ya que pueden provocar diferentes trastornos y afectar la función de nuestros órganos vitales. Además de las enfermedades autoinmunes que atacan la glándula tiroides, también pueden presentarse cuadros clínicos con la aparición de nódulos benignos o malignos, crecimiento glandular o bocio, e infecciones en la propia glándula (tiroiditis).

Existen diferentes opciones para tratar las enfermedades tiroideas y es necesario realizar un diagnóstico preciso para recibir el tratamiento adecuado y continuar una vida normal.
Para obtener mayor información sobre las enfermedades tiroideas, visite:
Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos: enfermedades tiroideas
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/thyroiddiseases.html

Fundación de hormonas
http://www.hormone.org/Spanish/index.cfm Salida del sitio

American Thyroid Association: información en español sobre los trastornos tiroideos
http://www.thyroid.org/patients/index.html Salida del sitio



Última modificación: 12/28/2007 12:42:00 p.m.
OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias