Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes

Glosario bilingüe de prevención del VIH/SIDA





Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




Búsqueda temática

Tercera edad

La tercera edad es un término que hace referencia a la población de personas mayores de 65 años. Aunque en esta etapa de la vida se pueden producir algunos cambios, muchos adultos mayores llevan una vida plena y participan enérgicamente de la vida comunitaria. Por esa razón, es necesario realizarse exámenes médicos de forma periódica, seguir una dieta saludable y mantenerse activo.


Alimentación y calidad de vida
Uno de los principales factores que inciden en la expectativa de vida son los hábitos alimentarios. Más allá de los factores genéticos, la dieta puede jugar un rol decisivo en la prevención de enfermedades y contribuir al bienestar de los adultos mayores. De esta manera, es importante controlarse el peso, reducir el consumo de grasas saturadas y evitar el consumo de tabaco y alcohol. Por su parte, la actividad física es otro aspecto que debe ser integrado al estilo de vida de las personas mayores, ya que puede prevenir la osteoporosis, la diabetes y los problemas cardiovasculares.


Prevención de fracturas y caídas
La prevención de los accidentes y las caídas es fundamental para asegurar una buena calidad de vida. En primer lugar, es primordial hablar con el médico y determinar si se necesita tomar algún medicamento que ayude a fortalecer los huesos y prevenga posibles fracturas. Por otro lado, hay que comprobar que la vista y la audición no hayan experimentado cambios que puedan provocar la pérdida del equilibrio.

Además, es importante tener en cuenta las sugerencias que se señalan a continuación:
  • Conocer con exactitud los efectos secundarios de los medicamentos para saber si son capaces de afectar el equilibrio y la coordinación.
  • Utilizar un calzado adecuado que ayude a evitar resbalones y tropiezos.
  • Colocar agarraderas en los baños.
  • Mantener una buena iluminación en los pasillos y las escaleras de la casa.
  • Instalar interruptores de luz cerca de la cama.
Personas dependientes
Aunque muchos adultos mayores gozan de buena salud y se manejan solos sin ningún problema, otros necesitan la ayuda de familiares o profesionales de la salud que se dediquen a cuidar a pacientes enfermos. En el caso de quienes padecen una enfermedad neurodegenerativa como la de Alzheimer, es posible que precisen recibir atención especial para realizar sus actividades diarias.





Última modificación: 08/01/2008 08:31:00 a.m.
OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias