Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes

Glosario bilingüe de prevención del VIH/SIDA





Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




OMH Contenido

¿Cómo ganarle al cáncer? Con perseverancia y determinación
Read this article in English

Por Isaac Itman

Delores Mason, de 61 años, es sobreviviente de cáncer. En octubre de 2006, fue nuevamente diagnosticada con cáncer de médula y en enero de este año le informaron que la enfermedad se había expandido al pulmón y los riñones. Sin embargo, la podemos encontrar en un grupo de apoyo para sobrevivientes de cáncer en donde comparte su esperanza y vitalidad junto con quienes transitan el mismo camino.

"Es una enfermedad tramposa", expresó esta señora afroamericana quien ya se ha jubilado y viene librando esta batalla desde 2004, cuando fue inicialmente diagnosticada con cáncer de mama. "Le estoy agradecida a Dios por seguir viva".

Mason participa en dos de los varios grupos coordinados por SHARE, una organización sin fines de lucro que ofrece servicios gratuitos en diferentes puntos de la ciudad de Nueva York para mujeres con cáncer de mama y cáncer de ovario.

El Día Nacional de los Sobrevivientes de Cáncer (NCSD, por sus siglas en inglés) es el momento indicado para recordar a aquellos que transmiten un mensaje de esperanza, fomentan la detección temprana de la enfermedad y promueven la realización de los exámenes clínicos entre los miembros de la comunidad. Más allá de tener que enfrentarse y luchar contra el cáncer, esgrimen valor, generosidad y humildad.

Al celebrarse su vigésimo aniversario el próximo 3 de junio, el Día Nacional de los Sobrevivientes de Cáncer, conmemora la valentía, el optimismo y la fuerza de voluntad de aquellos que han sido diagnosticados con cáncer pero se han propuesto seguir adelante.

Este día recuerda la vida cotidiana de millones de personas que no sólo dan batalla contra la enfermedad y han vencido a la adversidad, sino también ceden parte de su propio tiempo y esfuerzo para educar y apoyar a quienes lo necesitan.

Según el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos en el 2003 había aproximadamente 10.5 millones de personas que convivían con la enfermedad mientras que se calcula que más de 1.4 millones de personas serán diagnosticadas durante 2007. No obstante, las diferentes redes sociales de apoyo que se encuentran a lo largo del país ofrecen diversas propuestas para que los sobrevivientes puedan afrontar los diferentes desafíos que surgen a partir de un diagnóstico positivo.

Uno de los grupos a los cuales concurre Mason se reúne una vez al mes en el área de Queens, donde un mosaico étnico y cultural de mujeres intercambia experiencias de vida y se brinda apoyo mutuo. En este grupo participan tanto las sobrevivientes, las que han sido recientemente diagnosticadas y aquellas que ya se encuentran bajo tratamiento médico.

Además, Mason participa todos los miércoles de un grupo para pacientes con metástasis -la reproducción de células cancerígenas en otros órganos- que está integrado por mujeres que han sufrido cáncer de ovario recurrente o han padecido cáncer de mama con metástasis. Mason señaló que participar en ambos grupos es muy reconfortante.

A pesar de someterse a un tratamiento con quimioterapia, Mason explica que participar de estos grupos se torna imprescindible puesto que la enfermedad repercute en varios ámbitos de la vida personal del paciente y no todo el mundo es capaz de asimilarlo.

"Me da esperanza escuchar sus historias de vida", dijo Mason. "Nos reímos y lloramos todas juntas".

Más allá de su estado de salud, se toma el tiempo necesario para informar a las mujeres jóvenes sobre la enfermedad, sobre la necesidad de realizarse periódicamente una mamografía y sobre las precauciones que deberían tomar para disminuir el riesgo de desarrollar la enfermedad.

"Si veo a una señorita fumando, simplemente me acerco y le hago saber que eso no es bueno", dijo Mason.

SHARE también ofrece un programa con servicios en español llamado LatinaSHARE, el cual está dirigido a mujeres hispanohablantes. Los servicios consisten en una línea informativa, programas educativos, de bienestar, grupos de apoyo y actividades orientadas a promover la acción ciudadana dentro del ámbito parlamentario.

Por su parte, Ivis Febus-Sampayo, directora del programa LatinaSHARE durante los últimos 11 años, dijo que su propia experiencia fue determinante para embarcarse en esta misión y así poder brindar apoyo y educar a otras mujeres víctimas de la enfermedad.

"Teniendo en cuenta que llevo 13 años como sobreviviente de cáncer y que luego de haber tenido a mi segundo hijo tuve que enfrentarme a un diagnóstico equivocado durante 18 meses, entiendo perfectamente la importancia de ayudar a quienes sufren de cáncer de mama u ovario", explicó Febus-Sampayo.

"Yo tenía solamente 38 años cuando recibí el diagnóstico mientras que mis hijos tenían sólo 2 y 10 años. Me operaron, tuve que someterme a sesiones de radiación y a un tratamiento muy duro de quimioterapia. En un momento de mi vida en el que se suponía que debía estar disfrutando y corriendo detrás de mis hijos, estaba abatida por las náuseas intensas, por el cansancio, la tremenda pérdida de cabello y por no encontrarme a mí misma cuando me miraba en el espejo".

De acuerdo a Febus-Sampayo, la información es la piedra angular para generar conciencia sobre el cáncer y al mismo tiempo emprender las acciones necesarias para disminuir las altas tasas de incidencia dentro de los colectivos minoritarios. En este sentido, un grupo de mujeres hispanas se reúne anualmente en Washington DC para asistir a la National Breast Cancer Coalition’s Advocacy Training Conference (una jornada de capacitación sobre cáncer de mama para aprender a tener influencia dentro de la esfera política), donde se las instruye sobre cómo presionar por políticas públicas inherentes a la investigación, tratamiento y diagnóstico de cáncer de mama.

"Me siento tan realizada cuando veo a una mujer latina sobreviviente de cáncer de mama que primero llamó a nuestra línea informativa, después participó de nuestros grupos de apoyo y finalmente participa de este taller de capacitación en el Distrito de Columbia", dijo Febus-Sampayo. "El hecho de observar todo lo que se ha capacitado y escuchar como les plantea a nuestros congresistas la necesidad de destinar fondos para la investigación y la cura de la enfermedad, me hace dar cuenta de que realmente podemos cambiar la vida de los demás".

Las redes de apoyo social como SHARE representan un ingrediente fundamental en el tratamiento del cáncer ya que ayudan a atemperar la tristeza y dolor que genera la enfermedad. Las participantes confían la una en la otra y alcanzan un grado de confidencia superior al que experimentan en otras relaciones humanas.

"Se puede hablar de cualquier tema y sin censura, cosas que ni siquiera se comparten con la familia", dijo Jennie Santiago, sobreviviente de cáncer de mama de 53 años que de forma honoraria trabaja como guía bilingüe en el hospital St. Luke’s-Roosvelt dentro del marco del programa LatinaSHARE.

A efectos de brindar contención emocional, asesoramiento y asistencia en idioma español, LatinaSHARE ofrece los servicios bilingües de mujeres sobrevivientes de cáncer de mama que están capacitadas para apoyar a quienes reciben el primer diagnóstico en las clínicas médicas y centros hospitalarios. Santiago agregó que además de la ayuda y comprensión que se puede encontrar en amigos y familiares, participar de los grupos de apoyo es muy importante y representa un espacio de desahogo en donde la puesta en común de experiencias similares contribuye a paliar los efectos de la depresión.

El idioma y los bajos recursos también son obstáculos para poder estar informado y tomar las medidas preventivas correspondientes.

"Un día mientras que me estaba bañando sentí un bulto muy pronunciado en uno de mis senos y ni bien fui a la primera consulta médica me enteré que tenía cáncer de mama fase cinco", dijo Isabel Vera, sobreviviente de 45 años y oriunda de Perú.

Vera no tenía seguro médico y recibió ayuda luego de ponerse en contacto con Nueva Vida, una organización sin fines de lucro que ofrece servicios de apoyo en forma gratuita para mujeres latinas con cáncer de mama y cáncer de cuello de útero en el área metropolitana de Washington.

"La mayoría de las participantes tienen bajos ingresos", dijo Larisa Caicedo, directora ejecutiva de Nueva Vida. "Ochenta y cinco por ciento de las participantes no tiene seguro médico y el 65% de ellas no habla inglés", aclaró Caicedo.

Nueva Vida brinda asesoramiento a las mujeres latinas sobre el sistema de salud y aboga para que puedan acceder a los tratamientos médicos.

"Como había estado trabajando por tantos años, logré ahorrar algo de dinero para estudiar inglés pero dos días antes de tener la primera clase supe que tenía cáncer", dijo Vera.

Después de contactar a Nueva Vida, logró acceder al tratamiento médico y actualmente es una sobreviviente más. Vera participa dinámicamente de los grupos de apoyo, intenta nutrir a otras mujeres con información relevante y proporciona apoyo emocional a quienes recientemente han recibido un diagnóstico positivo.

"Trato de contarles todo lo que me pasó, de principio a fin", explicó Vera. "Trato de alentarlas y les hago saber que esta enfermedad se puede vencer y que deben tener fe".

Enlaces

Share
http://www.sharecancersupport.org/index.php?previouspage=index&pw=&lang=s&path=none Salida del sitio

Nueva Vida
www.nueva-vida.org Salida del sitio

National Cancer Institute
www.cancer.gov/espanol

Información general sobre el cáncer de seno
http://www.cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/seno

American Cancer Society
http://www.cancer.org/docroot/ESP/ESP_0.asp Salida del sitio

Apoyo emocional para las personas que tienen cáncer
http://www.nccn.org/patients/patient_gls/_spanish/_palliative/5_support.asp Salida del sitio






Última modificación: 23/09/2007 02:31:00 PM

OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias