Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes



Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




OMH Contenido

En el 2006, yo resuelvo...
Read this article in English

Por Isabel M. Estrada Portales

La cerca del Dr. José Carneiro hace tiempo necesita un poquito de atención, su casa también necesita reparaciones menores y mayores que él ha ignorado por un buen tiempo... pero él ha decidido que su salud no va a correr la misma suerte que su cerca.

Por tanto, cuando llegó el momento del ritual de las resoluciones de año nuevo...

"Decidí que me cuidaría en el 2006 y de ahí en adelante", dijo el Dr. Carneiro, director del Centro de Información de la Oficina de Salud de las Minorías (OMHRC). "Voy a beber al menos siete vasos de agua, reducir el café, beber más té - especialmente té verde - y tratar de consumir menos azúcar. Ya empecé".

Ahora todos estamos tomando las resoluciones de año nuevo, y una de ellas es cumplir con las resoluciones tomadas... a diferencia de años anteriores. Pero los expertos dicen que dar pasos pequeños es la mejor postura para tener éxito en los cambios autoimpuestos.

¡La fiesta de fin de año fue maravillosa! Bebió de más, comió hasta sentir dolor, habló sin parar y agradeció mucho por su familia, el buen año que termina, las muchas promesas que el próximo trae... y el fin de las fiestas navideñas.

Pero ahora que enero avanza, se encuentra inmerso en sus viejas rutinas y todas esas brillantes resoluciones echadas a un lado. Probablemente porque usted cree que ser más saludable en cada aspecto de su vida requiere demasiado trabajo y disciplina.

Pues no.

La filosofía asiática es muy buena en la visión milenaria de las cosas: "Un viaje de cien millas comienza con un paso".

Por eso Carneiro comenzó por reducir las porciones en su plato. "Uno no puede eliminar todo, porque eso es demasiado radical... Uno necesita tiempo para adaptarse. Pero me ha sido fácil controlar mis porciones".

"También he descubierto estrategias para obligarme a caminar. Parqueo lo más lejos posible de la entrada - y siempre encuentro espacios - y subo las escaleras en vez de tomar el elevador... Aunque sea sólo un piso, ayuda a largo plazo".

El Dr. Carneiro le llama a esto "un regalo para su corazón", y le añade algunas otras golosinas como un buen descanso nocturno de al menos ocho horas. "Necesitamos permitirle al sistema rejuvenecerse durante la noche. Todo esto ayuda a mantener su mente en perfecto estado. Y si tiene problemas para dormir, evite las películas violentas antes de irse a la cama, saque su TV del cuarto y eche a un lado sus obsesiones".

Ser realista puede ayudarle a que funcionen sus resoluciones de año nuevo. Probablemente escribió una lista larguísima de cosas que querría cambiar, pero la longitud de esa lista puede ser su peor enemigo. Mejor escoja dos o tres resoluciones - combine una grande con dos más pequeñas - y trabaje en esas. Recuerde que el éxito trae éxito, por tanto si logra algunas de sus resoluciones del 2006, tendrá ás fuerza moral para trabajar en las del 2007.

Mire las cosas a largo plazo. Quiere perder peso, pero usted no ganó esas 60 libras extras en un día, por tanto no las perderá tan rápido tampoco. Lo que necesita para cada resolución es un plan.

Al lado de las resoluciones escriba cómo piensa ponerlas en práctica. Eso le dará una visión más clara. "Ponerme en forma" suena muy bonito, hasta que se escribe cómo piensa hacerlo. Cuando se trata de los pasos para llegar a la meta, tendrá que tener un plan sensato, a menos que esté dispuesto a morirse de hambre.
"Quiero perder peso y resolver varios problemas de salud el próximo año", dijo otra trabajadora de OMHRC. "Por eso saqué un turno para mi oculista antes de que terminara el año, para saber que tengo que ir".

"Estoy cambiando mi dieta poco a poco, al añadir un poco más de proteína y vegetales y cortar en carbohidratos. Dejaré de hornear todas esas delicias festivas. Voy a seguir ejercitándome y caminaré ás y voy a mantener mi vista fija en el objetivo, que para mí son los lindos trajes de baño que quiero ponerme el próximo verano", dijo. "Mi plan es escribir todo lo que como, porque sé que eso me dará una idea de cuánto extra me he comido".

Y si usted tiene peso de más, o incluso si no, ¿fue a revisarse la presión y el colesterol el año pasado? ¿Se hizo la prueba de la diabetes y el VIH? ¿Se hizo una mamografía y un Papanicolau? ¿Visitó al dentista? Si usted está en Medicare, ¿Ya escuchó sobre el nuevo beneficio de cobertura de recetas médica? Bueno, ¿ya lo anotó en su lista de resoluciones????

La recepcionista quiere dejar de fumar. "Voy a estar más con mis hijos, pues no fumo cuando ellos están presente. Lo hago cuando estoy estresada y aburrida, por tanto voy a apuntarle a las causas".

"Mi resolución para el nuevo año es beber más agua", dijo una gerente de departamento. "Para esto voy a comprar agua y traerla a la oficina, para no tentarme a comprar sodas".






Última modificación: 07/12/2007 10:53:00 AM

OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias