Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes

Glosario bilingüe de prevención del VIH/SIDA





Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




OMH Contenido

El silencio es parte de nuestra cultura
Read this article in English

Por Fia Curley
Traducido por Isaac Itman

Cuando la organización Coral Life Foundation se disolvió en 2002, los activistas de la isla de Guam, ubicada en el Pacífico sur, se propusieron crear una nueva organización para abordar los problemas relacionados a la prevención del VIH/SIDA.

Sin embargo, el plan no era tan fácil y existían varios desafíos. El nuevo emprendimiento recibió el nombre de GUAHAN Project, red social de Guam dedicada a la lucha contra el VIH/SIDA. Alexis "Al" Silverio, director ejecutivo de la organización durante los últimos 3 años, dijo que la Coral Life Foundation dejó de existir porque uno de sus empleados realizó una mala administración de los fondos y esto provocó que los potenciales patrocinadores del nuevo proyecto se mostraran escépticos ante la posibilidad de trabajar con cualquier persona que hubiera estado vinculada a la desaparecida organización.

Pero Silverio, quien había dedicado nueve años de su vida a la fundación Coral Life, siguió insistiendo junto con otros dos ex compañeros en su intento por consolidar el proyecto. Así fue que en marzo de 2003, Silverio, Ferry Aguon y Tim de La Cruz fundaron la organización GUAHAN, nombre que en chamorro significa Guam.

"No sabíamos lo que estábamos haciendo pero sabíamos que queríamos hacerlo", dijo Silverio. "Sabíamos que íbamos a necesitar ayuda. El silencio es parte de nuestra cultura pero teníamos que romper con la cultural del silencio".

Según Silverio, los habitantes y visitantes de Guam, Palau y de las Islas Mariana del Norte, no tenían el mismo acceso que tienen en el área continental de Estados Unidos para la prevención y tratamientos contra el VIH/SIDA, tuberculosis y enfermedades de transmisión sexual.

Desde 1985, en Guam se han diagnosticado 185 casos de VIH positivo. De ese total, 34 personas viven con SIDA, 96 son portadores de VIH, y ya se han registrado 55 muertes a causa de la enfermedad. La población infectada se divide en 85% de hombres y 15% de mujeres.

En sus inicios, la joven organización necesitaba asistencia técnica para conseguir el beneficio de exención impositiva otorgado por el Gobierno federal y así poder empezar a recaudar fondos.

En febrero de 2004, se creó un nuevo vínculo cuando representantes del Centro de Información de la Oficina de Salud de las Minorías viajaron a Guam para entrevistarse con el departamento de salud y organizaciones sin fines de lucro que trabajaban a nivel local.

"Establecimos contacto con todo el mundo pero la Oficina de Salud de las Minorías y su centro de información fueron las primeras y únicas agencias del Gobierno federal que creyeron en nosotros", dijo Silverio.

El objetivo de la Oficina de Salud de las Minorías era aumentar la participación de las organizaciones comunitarias locales y brindar información y servicios a quienes lo necesitaran. Henry Ocampo, especialista en VIH/SIDA del Centro de Información de la Oficina de Salud de las Minorías y quien ha trabajado en el proyecto desde su comienzo, dijo que GUAHAN parecía ser un candidato ideal para recibir asistencia técnica y capacitación en el área de desarrollo organizacional.

En junio de ese mismo año, la organización GUAHAN Project ya contaba con una oficina y con la ayuda y capacitación provista por el OMHRC. Pocos meses después, en octubre recibieron el beneficio de exención impositiva que otorga el Gobierno federal.

"Fue un gran logro porque antes de eso trabajábamos desde mi propia casa", dijo Silverio. "Había mucho movimiento pero no era un lugar adecuado para trabajar. Era un caos. Me parece que alguna que otra persona debe haber pensado que vendía drogas porque la gente entraba y salía todo el tiempo, y siempre había autos estacionados en la entrada".

En 2005, la organización sin fines de lucro obtuvo contratos con departamentos de salud pública y la Life Foundation, y también consiguieron recursos económicos para realizar exámenes de VIH, y ofrecer apoyo psicológico y consultas médicas con especialistas.

Silverio, de 46 años, dijo que uno de los desafíos más grandes para la organización fue superar la confusión inicial y poder definir qué funciones iban a cumplir las organizaciones comunitarias dentro del marco de PIJAAG (Pacific Islands Jurisdictions AIDS Action Group, grupo de trabajo sobre SIDA de las jurisdicciones de las islas del Pacífico). El objetivo de PIJAAG era organizar un foro que fusionara los puntos de vista de las seis jurisdicciones en una sola voz para informarle al Gobierno federal los recursos y herramientas que se necesitaban para lucha contra el VIH/SIDA. Es importante mantenerse unidos y decir "esto es lo que necesitamos", dijo Silverio. "Esta es nuestra cultura. Esta es nuestra gente. Tengamos una sola voz que nos represente a todos y que diga esto es lo que queremos. Esto es lo que necesitamos".

Silverio explicó que la representación proporcional de las organizaciones comunitarias y departamentos de salud de todas las jurisdicciones es necesaria para que las entidades del Gobierno federal conozcan con precisión lo que está pasando en las islas del Pacífico.

La participación dentro de PIJAAG permite que la "comunidad esté representada en todas las conversaciones y esfuerzos relacionados al VIH", dijo Ocampo.

Ocampo dijo que el GUAHAN Project es uno de las iniciativas más importantes de la región si se analizan los objetivos logrados hasta el momento. En tres años, han desarrollado nuevas ideas, han emprendido nuevas actividades comerciales, han recibido el apoyo de la comunidad, y han podido establecer un calendario anual de eventos.

"Pienso que han hecho un trabajo increíble", dijo Ocampo. "El personal está muy comprometido con la causa y han sido capaces de construir una organización empezando desde cero".

Más allá de cuestiones externas, Silverio dijo que la organización sigue enfrentando varios desafíos.

"En Guam existe mucha desinformación y tergiversación de los hechos. Por ejemplo, se dice que existe una cura para el VIH/SIDA o que si uno va a la Iglesia y reza lo suficiente se puede curar y en caso de no curarse fue porque no se rezó como se debía o porque la persona no tiene demasiada fe", dijo Silverio.

Sumado al problema de que el VIH/SIDA es un tema tabú, existen casos de mujeres que viven en las islas vecinas y que amamantan a niños independientemente de su edad o relación que tengan con ellos. Además, hay prostitución infantil y mucha gente que de forma transitoria. Por esa razón, Silverio dice que aunque se está preparando para una avalancha de nuevos casos de VIH, dentro de la escala de financiamiento del Gobierno federal, no clasifican tan alto como otros problemas sanitarios.

"Pese que a nivel mundial las cifras están descendiendo, parece que solamente bajan de 100 a 95 millas por hora, lo cual sigue siendo grave", dijo. "Pienso que para que la zona del Pacífico se convierta en una prioridad tiene que haber un aumento de los casos positivos porque los números hablan por sí solos. Pero eso no se lo deseo a nadie".

Según el informe sobre VIH/SIDA (HIV/AIDS Surveillance Report) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el número estimado de casos de VIH/SIDA dentro del grupo de asiáticos e isleños del Pacíficos ha aumentado a ritmo constante desde 2001 a 2005, mientras que en otros grupos se ha registrado lo contrario.

En lugar de esperar que las cifras oficiales confirmen las percepciones, desde el 30 de septiembre de 2006, GUAHAN Project dispone de un centro de información y atención al público, en donde se realizan exámenes de VIH, se ofrece acceso gratuito a Internet, materiales educativos, folletos, videos y una sección para ofrecer información y servicios sobre hemofilia. También organizan grupos de apoyo para mujeres en situación de riesgo, personas portadoras de VIH y hombres que tienen sexo con otros hombres. Otra de las actividades organizadas por GUAHAN Project son clases para confeccionar mantas o colchas artesanales que recuerden a las personas fallecidas por SIDA. Esta propuesta se enmarca dentro del AIDS Memorial Quilt, un proyecto artístico de carácter mundial que consiste en la fabricación de un tapiz simbólico de dimensiones exorbitantes. Silverio espera que con todas estas iniciativas se logre que el VIH/SIDA se posicione como uno de los temas más importantes y que la comunidad se una para andar el mismo camino.

"Mi cita preferida sobre el concepto de comunidad pertenece al Dr. Martin Luther King Jr.: ‘Aquellos que no son protegidos por la sociedad están condenados a destruirla", dijo Silverio. "Esto es como la diferencia que existe cuando uno maneja su propio auto y un auto alquilado. Con el vehículo alquilado uno maneja como quiere sin importar lo que le pueda pasar al auto. Ahora bien, con el auto propio uno es más cuidadoso".

Para Silverio esta comparación es la clave para darle participación a la gente. "Para que haya un cambio la gente tiene que sentir que la comunidad les pertenece".

Hoy día, otras organizaciones también están trabajando para ayudar a la gente de Guam. El GUAHAN Project se ha convertido en el "hermano mayor" de la NAPU Life Foundation, organización comunitaria situada en Saipan, al norte de la isla.

Joaquin "Jack" Sablan, presidente de la junta directiva, dijo que la fundación NAPU Life fue creada en julio de 2005 para responder a la necesidad de contar con una organización no gubernamental que abordara la problemática del VIH/SIDA en la isla. En la actualidad, los miembros de la organización están trabajando junto con el GUAHAN Project para seleccionar a las personas que ocuparán los cargos de la junta directiva. La idea es elegir a personas idóneas que demuestren compromiso con la causa y comiencen a trabajar arduamente en la recaudación de fondos para la NAPU Life.

Considerando todos los obstáculos que deben enfrentar estas organizaciones, Jay Blackwell, director del equipo de capacitación del OMHRC, dijo que sería insuficiente decir que se siente orgulloso por el trabajo realizado por estas organizaciones y del hecho que nunca se rindieron ante los obstáculos o falta de respuestas. En esta dirección, Blackwell también los elogió por "haber abordado los problemas que afectan directamente a sus comunidades".

"Estas agencias se han asociado porque están comprometidas a proteger la salud de la gente que vive en sus comunidades", dijo Blackwell. "Los departamentos de salud no pueden hacerlo solos".

Debido al riesgo de contagio por VIH que existe dentro de la población de la isla, Blackwell dijo que el OMHRC está ilusionado en poder ayudar a que las organizaciones implementen métodos efectivos de prevención.

"Realmente están avanzando y demostrando que pueden hacer la diferencia. Aquí está la verdadera esencia de defender los derechos de la gente", dijo Blackwell. "Para mí, GUAHAN Project y NAPU Life, representan la tenacidad de quienes realmente se preocupan por las personas de sus comunidades".

---

Fia Curely es redactora del OMHRC. ¿Comentarios? E-mail: fcurley@minorityhealth.hhs.gov






Última modificación: 06/12/2007 11:31:00 AM

OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias