Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes

Glosario bilingüe de prevención del VIH/SIDA





Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




OMH Contenido

Ensayos clínicos en los grupos minoritarios
Read this article in English

 
 
En este artículo...
 
 
Por Fia Curley
Traducido por Isaac Itman

Para tener una visión global sobre qué elementos se necesitan para desarrollar nuevas vacunas y curar enfermedades, es imprescindible considerar todas las variables posibles.

Las minorías raciales y étnicas resultan afectadas de forma desproporcionada por enfermedades como el cáncer, la diabetes y el VIH. Mientras que la investigación ha demostrado ser uno de los componentes funcionales de la prevención, el Consejo Intercultural del Cáncer, organización que trabaja para reducir el impacto de la enfermedad en los colectivos minoritarios, dice que la participación de las minorías en los ensayos clínicos es insuficiente.

Fotografía de una médica auscultando a una niña con un estetoscopio.Según la definición del sitio electrónico clinicaltrials.gov, propiedad del Gobierno federal, un ensayo clínico es una prueba de investigación en la cual seres humanos se ofrecen como voluntarios para responder a preguntas específicas. Cuando se llevan a cabo con profesionalidad y seriedad, los ensayos clínicos pueden representar la forma más rápida y segura de encontrar tratamientos eficientes para responder a las necesidades de la gente.

"La función del ensayo clínico es asegurar que la mayor cantidad posible de personas se beneficien de los avances científicos", dijo el doctor Armin D. Weinberg, profesor de Medicina en el Baylor College de Medicina, Texas, y director del Centro de Investigación para el Control y Prevención de Enfermedades Crónicas de dicha casa de estudios.

Un artículo académico publicado en la Revista de Oncología Clínica reveló que las minorías raciales mostraban reticencia a participar de tales ensayos, más allá de no estar muy familiarizados con la naturaleza de los mismos. La revista también destacó que los jóvenes de entre 18 y 24 años también se mostraban reacios a participar de dichas pruebas.

En tanto, el doctor Primo Lara Jr., profesor de Medicina y director de la Unidad de Ensayos Clínicos del Centro de Oncología de la Universidad de California, dijo que esta tendencia sugiere que no sólo se precisa generar conciencia dentro del seno de estos grupos sino que también hay que lograr su participación en los ensayos clínicos".

La baja participación en los ensayos clínicos puede devenir en conclusiones imprecisas o en que se suspenda la investigación por no reunir los componentes básicos que justifiquen el propósito del estudio.

El Consejo Intercultural del Cáncer y Baylor, han dado vida a un proyecto con el nombre de Eliminación de las Desigualdades en los Ensayos Clínicos (EDICT, por sus siglas en inglés). En este sentido, se ha conseguido la colaboración de diferentes líderes comunitarios para que trabajen codo a codo en las áreas del cáncer y asma.

El proyecto está dividido en dos grupos, uno de investigación y otro de gestión. Por otro lado, fue financiado por Genetech, Inc., con una suma que alcanza los 4.4 millones de dólares. El área de gestión abarca temas relacionados a políticas de salud y defensa del paciente, con énfasis en el reclutamiento del público objetivo. Mientras tanto, el área de investigación ayuda a reclutar y garantizar la estancia de los voluntarios y así poder penetrar en el núcleo de estos grupos mediante la distribución de materiales relacionados a la salud, en especial sobre cáncer y asma.

"Aquí es donde EDICT puede ayudar a terminar con las desigualdades en salud", explicó el doctor Weinberg. "En este escenario, la teoría y la práctica van de la mano y por eso se pueden elaborar políticas públicas que tengan un impacto real sobre la población a la que están dirigidas".

El doctor Keydron Guinn, médico becario en el Baylor College de Medicina, dijo que el mayor obstáculo son las vías de acceso. "Por acceso se entiende tanto el medio de transporte o la imposibilidad de concurrir al ensayo clínico por estar sujeto a compromisos laborales".

Los estudios que han estudiado las causas de la poca participación de las minorías en los ensayos clínicos señalan que puede deberse a la baja alfabetización, falta de seguro médico, desconocimiento, diferencias idiomáticas y escepticismo.

"En el caso de los afroamericanos, existe un tema de desconfianza a la hora de participar de los ensayos clínicos. Somos más reservados en este ámbito, especialmente por lo que ha sucedido en el pasado, como el caso de Tuskegee", dijo Guinn. "La gente no quiere convertirse en conejillo de indias".

El ensayo clínico que patrocina el Instituto del Cáncer para la prevención del cáncer de próstata, consiguió la participación de 18 mil hombres, de los cuales el 8% eran miembros de algún grupo minoritario. Entre enero de 2003 y junio de 2005, casi el 89% de los participantes eran blancos mientras que los hombres pertenecientes a grupos minoritarios representaban el 11% restante.

Más allá de los antecedentes dudosos que tienen estos ensayos clínicos, la doctora Rochelle Rollins, del área de gestión de políticas públicas e información estadística de la Oficina de Salud de las Minorías, dijo que episodios pasados como ese no deberían desalentar la participación de la gente.

"No debemos olvidar lo que pasó, todo lo contrario", dijo Rollins. "Pienso que en este orden se ha progresado y si bien la gente debe tener memoria, debemos ser exigentes y no dejar que esas situaciones nos frenen a la hora de hacer cosas para nuestro propio bien".

En septiembre de 2006, se llevaron a cabo mesas de redondas para discutir sobre EDICT y la encargada del proyecto explicó que en el simposio se abordaron nueve áreas temáticas diferentes, incluyendo la participación de la comunidad, farmacología, educación pública e institucional, y cobertura médica.

"No se trata solamente de las minorías, sino que también de la gente que vive en las zonas rurales, las personas mayores y otros sectores sociales que se encuentran en una situación de vulnerabilidad. La mayoría de los participantes son hombres blancos casados. Tenemos que asegurarnos de que la medicación que se utiliza en un ensayo clínico es efectiva para toda la población en general", dijo Spiker.

El doctor Weinberg, uno de los fundadores de Consejo Intercultural del Cáncer, concuerda con la postura de Spiker y afirma que se precisan más políticas públicas a nivel nacional acompañadas de la participación activa de líderes comunitarios.

No obstante, algunas personas todavía piensan que participar de ensayos clínicos tiene más riesgos que beneficios, y no lo ven como algo tan urgente como lo puede ser el caso de la donación de sangre, o la donación de órganos. Guinn, que ha estudiado sociología médica, dijo que el altruismo como única justificación no ha sido suficiente para que la gente participe de los ensayos clínicos.

"Creo que la gente sabe la importancia que tiene la sangre", dijo Guinn. "La gente entiende que la sangre es una necesidad insustituible para la vida humana. En cambio, quienes nunca sufrieron de cáncer no ven con claridad las razones para participar de un ensayo clínico. Cuando uno habla de ‘ensayo clínico’ es como si se taparan los oídos y no quisieran saber nada al respecto".

Además, la doctora Rollins considera que los beneficios de los ensayos clínicos son irrefutables.

"La diversidad cultural y étnica de los participantes hace que se beneficien tanto los grupos minoritarios como toda la sociedad en su conjunto. Los ensayos clínicos actúan de mecanismo para verificar la efectividad de las vacunas", dijo. "Si se hace correctamente, EDICT puede ser de gran ayuda en el campo de la salud".

---

Fia Curley es redactora del OMHRC. ¿Comentarios? E-mail: fcurley@minorityhealth.hhs.gov

Enlaces

Información general sobre los ensayos clínicos
http://salud.nih.gov/ensayos.asp Salida del sitio

Cáncer: disparidades en salud
http://www.cdc.gov/spanish/cancer/healthdisparities/

Preguntas y respuestas sobre los ensayos clínicos
http://www.fda.gov/oashi/clinicaltrials/SpanishClinTri.html

Ensayos clínicos vinculados al lupus
http://www.lupus.org/webmodules/webarticlesnet/templates/new_aboutlanguages.aspx?articleid=1215&zoneid=21 Salida del sitio


Ensayos clínicos: información general

Ensayos clínicos y VIH/SIDA
¿Quién puede participar de los ensayos clínicos?


Recursos multimedia

Guía virtual sobre los ensayos clínicos
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/tutorials/cancerclinicaltrialsspanish/htm/index.htm







Última modificación: 01/02/2008 09:01:00 AM

OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias