Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes

Glosario bilingüe de prevención del VIH/SIDA





Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




OMH Contenido

Mujeres fuertes, corazones sanos: en febrero nos vestimos de rojo
Read this article in English

Por Fia Curley
Traducido por Isaac Itman

Orlinda "Orie" Platero es una mujer navajo que estaba acostumbrada a transitar entre dos mundos.

Mientras que vivía en su casa de Nuevo México entre 1997 y 2001, las tareas de Platero incluían cuidar del ganado y los caballos, y además solía cargar leña y carbón para la calefacción del hogar. Sin lugar a dudas, sus obligaciones cambiaron desde que empezó a trabajar como especialista en la concesión de subvenciones para los IHS (Indian Health Services, servicios de salud para las poblaciones indígenas).

En noviembre de 1999, el padre de Platero antes de morir a causa de problemas cardíacos le pidió a su hija que cuidara mejor la salud de su corazón, que llevara un estilo de vida saludable y que hiciera más ejercicio físico.

Sin embargo, cuando la mujer de 50 años tuvo que regresar a Maryland para trabajar en los IHS, dijo que le parecía difícil hacer un tipo de ejercicio similar al que solía hacer cuando se ocupaba de las tareas del hogar.

"Realmente me tengo que presionar a mí misma para ser físicamente activa", dijo, y agregó que los IHS han adquirido recientemente equipamiento de entrenamiento físico para que lo use el personal.

Fotografía de mujeres vestidas de rojo.Las emocionantes actividades físicas de Platero incluyen jugar al básquetbol por medio de su iglesia, caminar, hacer abdominales y practicar levantamiento de pesas.

"He mejorado mi resistencia y eso para mí es un gran logro", dijo Platero. "La primera vez que volví a jugar [al básquetbol] de nuevo, sentía que me moría en el primer cuarto. Necesitaba que entrara un suplente. Ahora puedo jugar los cuatro cuartos completos".

Platero no solamente hace ejercicio para cuidar su corazón.

"Por mi propio bien, he reducido completamente el consumo de sodas y ha sido toda una lucha", dijo, y agregó que ya hace un mes que viene endureciendo su postura. "Ni siquiera la compro cuando salgo a comer afuera".

En lugar de tomar soda, Platero ahora prefiere tomar agua o té.

Además, dijo que trata de transmitirles los buenos hábitos a sus 14 hermanos y hermanas, quienes también están luchando contra la diabetes, el sobrepeso, la hipertensión arterial y el colesterol elevado.

Por otro lado, también dijo que siempre que sale trata de invitar a sus familiares para que participen de actividades tales como caminar, jugar al voleibol o subir montañas.

Como una de las mujeres que participan del Heart Truth Campaign (campaña nacional para generar conciencia sobre las enfermedades cardíacas en la mujer), Platero también le está transmitiendo su propia experiencia al público nacional.

Platero dijo que llegó a un punto donde la ropa le quedaba demasiado ajustada y hacer cosas simples como ponerse las medias y atarse los zapatos ya le molestaban.

"Pensé: tengo que cambiar, quiero llegar a vieja", dijo Platero. "Me estoy enterando que perder peso es cada vez más difícil. A medida que uno envejece se convierte en algo casi imposible. Cuando uno es más joven puede comer cualquier cosa y perder peso".

Como directora del proyecto de la campaña The Heart Truth Campaign, Ann Taubenheim dijo que aunque puede llevar años, seguirá trabajando hasta que las mujeres empiecen a cuidar ellas mismas de la salud de su corazón, como lo es el caso de Orie Platero, y el vestido rojo se convierta en sinónimo de las enfermedades cardíacas como la cinta rosada lo es para generar conciencia sobre el cáncer de seno.

"La mayoría de las mujeres no son concientes de que las enfermedades cardíacas son el asesino número 1 de las mujeres", dijo Taubenheim. "La mayoría de las mujeres piensan ‘no me va a pasar a mí’ aunque tengan factores de riesgo".

Una encuesta anual realizada por Lifetime Televisión junto con el NHBLI (National Heart, Blood and Lungs Institute, Instituto Nacional del Corazón, Pulmones y Sangre) reveló que el 55% de las mujeres dijeron saber que las enfermedades cardíacas eran la principal causa de muerte entre las mujeres, mostrando un aumento en comparación al 46% del año anterior.

Si bien los resultados indican que existe una mejoría en cuanto a la educación, Taubenheim dijo que el 69% de las mujeres que piensan no correr peligro de padecer enfermedades cardíacas suelen creer que tener un hábito saludable compensa tener un hábito no saludable. Sin embargo, Taubenheim señaló que los hábitos que no son saludables no solamente aumentan el riesgo, sino que multiplican la posibilidad de sufrir futuros problemas cardíacos.

"Esencialmente, existen dos factores de riesgo sobre los cuales no podemos hacer nada: nuestra genética y nuestra edad", dijo. "Los otros factores de riesgo son algo que uno puede controlar".

La falta de actividad física, fumar, el colesterol y la presión arterial elevados, la diabetes, el sobrepeso o la obesidad, son todos factores que contribuyen a desarrollar enfermedades cardíacas.

Estos disparadores de las enfermedades cardíacas pueden encontrarse en las comunidades minoritarias, haciendo que las actividades específicas de extensión social y el desarrollo de redes sociales sean elementos necesarios de la campaña.

"Sabemos que se necesita hacer mucho para las mujeres de color", dijo Taubenheim. "No tenemos los recursos para hacerlo solos y por eso hemos creado sociedades con otras organizaciones, porque todos tenemos que trabajar juntos".

La campaña ha formado sociedades con empresas como la fábrica de cereal General Mills, con el objetivo de hacer llegar el mensaje a nivel nacional. Por otro lado, también le brindan información a programas comunitarios que estén patrocinados por iniciativas de carácter religioso.

Y aunque ha llevado algo de tiempo, Taubenheim dijo que los temas relacionados a generar conciencia sobre las enfermedades cardíacas parecen estar afianzándose con la participación de voceras como la actriz Angela Bassett y la participación durante la Semana de la Moda en Nueva York. A través de estos actores sociales, la gente parece estar escuchando el mensaje de que nadie es inmune a los efectos de las enfermedades del corazón.

"Pedazo a pedazo, paso a paso, se está logrando", dijo, "despacio pero seguro".

Para ampliar el espectro de proyección, se ha apelado a la ayuda de la organización madre de la campaña, el NHBLI, con el fin de entablar un puente con otros sectores de la sociedad.

Desde el esfuerzo por cambiar la dirección de las políticas hasta enfocarse en la familia como tema principal, la estrategia ya no consiste solamente en competir para ganar la atención de la gente, sino en ganar para convertirse en la guía que los lleve a tomar decisiones más saludables.

La eliminación de las grasas trans de los restaurantes y los alimentos, la reducción de alimentos que engordan de las cafeterías escolares y oportunidades de comprar productos sanos y bajos en sodios en los supermercados barriales, son todos pasos en la dirección correcta, según lo indica Robinson Fulwood, gerente sénior del programa de salud pública para el desarrollo de la salud del NHBLI. Fulwood compara la iniciativa con los lugares donde no se puede fumar, haciendo que los dueños de los establecimientos puedan ofrecer solamente productos saludables.

Pero solamente ofrecer los alimentos indicados no es suficiente. La actividad física es un aspecto crucial.

"No pienso que los jóvenes o adultos se den cuenta de los beneficios de la actividad física", dijo Fulwood. Por eso se necesita coordinar el ejercicio con el tiempo que se pasa con la familia, lo cual puede fortalecer las relaciones familiares.

Sin embargo, puede que el cambio requiera más que solamente ofrecer las cosas indicadas. Por ese motivo se ofrecen clases para que la gente introduzca cambios en sus estilos de vida, en pequeñas cosas que puedan contribuir a tener corazones sanos y vivir una larga vida.

"Para que se produzca el cambio la gente tiene que elaborar un presupuesto", dijo Matilde Alvarado, coordinadora de educación de salud para las minorías y actividades de extensión social del NHBLI. "La gente va a la tienda y compran cosas que no necesitan porque no llevan una lista. Tienen que ir a comprar con un menú. La gente aprende nuevos hábitos y después no parece tan difícil como lo parecía antes. Al final uno ve el ahorro".

Para marcar caminos exitosos para el cambio, Alvarado y Fulwood también han dirigido la campaña a mujeres que inciden en las decisiones familiares o que son cabeza de familia.

"Sabemos por medio de nuestras entrevistas grupales que las mujeres de las minorías están acostumbradas a primero cuidar de su familia y después cuidar de ellas mismas", dijo Alvarado. "Lograr la atención de las mujeres es una estrategia esencial".

El programa De Hermana a Hermana utiliza pequeñas ferias de salud y actividades en donde se realicen exámenes médicos. Toda la atención se concentra en las mujeres durante la campaña de nueve meses, la cual finaliza el 16 de febrero con el National Woman’s Heart Day (día nacional del corazón de la mujer), evento que este año tendrá lugar en 16 ciudades del área continental de Estados Unidos.

En cada feria de salud se presentarán ponentes locales, se harán demostraciones de cómo hacer ejercicios y cocinar comida sana, y también habrá la posibilidad de medirse el nivel de colesterol en sangre, los niveles de glucemia y la presión arterial. Si los resultados de los análisis determinan que los participantes pueden estar corriendo peligro, en el mismo lugar habrá asesoramiento gratuito para responder a sus inquietudes.

En Seattle, Washington, los miembros de la organización The Hope Heart Institute adoptan una estrategia integral para educar a los residentes del área con sus programas Take Heart y educar a los sectores sociales menos privilegiados con programas especialmente diseñados para ellos.

"Somos chicos pero poderosos", dijo Fianna Dickson, directora de relaciones públicas, y agregó que el instituto también ofrece exámenes especializados para medir el riesgo de ataque cerebral.

Los programas del instituto están disponibles para niños, adolescentes y mujeres, y durante el correr del día ofrecen información sobre cómo llevar una vida saludable. Para los estudiantes, jóvenes y niños, el programa Take Heart tiene lugar durante los días de escuela, cubriendo la necesidad de brindar educación aprobada por el estado sobre el sistema cardiovascular, bienestar físico y superación personal. En los eventos llegan a participar hasta los padres de los estudiantes.

"La buena noticia es que hay muchas cosas que uno puede hacer", dijo Dickson. "Es increíble cuán prevenible es esta enfermedad".

Con el programa diseñado para las mujeres, Women Take Heart, los eventos educativos toman lugar por las noches y de forma gratuita se les ofrece la comida y el cuidado de sus hijos. El programa es gratis y está abierto para todos los adultos, en donde se apunta a mejorar la salud de las mujeres y los miembros de sus familias.

"Una cosa es decir ‘hay que hacer ejercicio todos los días durante 30 minutos’ y otra cosa es cómo uno va a hacerlo cuando tiene dos hijos, un trabajo y un esposo", dijo Dickson. "Son las pequeñas decisiones y las pequeñas cosas que uno elige lo que puede llevar a lograr resultados enormes".

Plan de acción:

  • Seguir una dieta baja en grasas.
  • Hacer ejercicio físico todos los días durante 30 minutos o hacer dos caminatas diarias de 15 minutos cada una.
  • Bajar de peso.
  • Reducir el consumo de sal.
  • Controlar el estrés.
  • Limitar el consumo de alcohol.
  • No fumar.
  • Controlar los niveles de colesterol en sangre.

Fia Curley es redactora del OMHRC. ¿Comentarios? E-mail: fcurley@minorityhealth.hhs.gov

---

Enlaces

Asociación Americana del Corazón
http://www.americanheart.org/presenter.jhtml?identifier=3015971 Salida del sitio

Información general sobre las enfermedades cardíacas
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000147.htm

Preguntas frecuentes acerca de las enfermedades cardíacas
http://www.4women.gov/espanol/preguntas/heartdis.htm

Las enfermedades cardíacas en la tercera edad
http://www.clevelandclinic.org/health/sHIC/html/s5568.asp Salida del sitio

Enfermedades cardíacas en la mujer [PDF, 288KB]
http://www.clevelandclinic.org/health/sHIC/doc/s5017.pdf Salida del sitio

Es posible que necesite el programa Adobe Reader para visualizar el contenido de algunos enlaces presentados en esta página. Si todavía no dispone de Adobe Reader, puede descargarlo de forma gratuita. Salida del sitio





Última modificación: 01/02/2008 04:29:00 PM

OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias