Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes

Glosario bilingüe de prevención del VIH/SIDA





Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




OMH Contenido

El cáncer de ovario en el ojo público

Por Fia Curley
Traducido por Isaac Itman

Una lectura equivocada de los síntomas, la falta de exámenes de detección temprana y tener información incorrecta sobre el cáncer de ovario pueden representar una acumulación de problemas para quienes lo padecen.

El cáncer de ovario es la cuarta causa de muerte por cáncer entre las mujeres de Estados Unidos, representando el 4% de todos los casos de cáncer en la mujer, de acuerdo a la información proporcionada por el Instituto Nacional de Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés). Sin embargo, el cáncer de ovario presenta la tasa de mortalidad más elevada entre los tipos de cáncer relacionados al aparato reproductor femenino. El NCI sostiene que ello se debe a los diagnósticos tardíos.

Las estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) señalan que aproximadamente 20 mil mujeres fueron diagnosticadas con cáncer de ovario en 2004 mientras que alrededor de 15 mil de ellas murieron a causa de la enfermedad. Para las mujeres de los grupos minoritarios, las nativo-americanas y nativas de Alaska son las que tienen mayor riesgo, seguidas por las hispanas y las afroamericanas.

Según los CDC, las tasas de incidencia son más altas en las mujeres blancas que en cualquier otro grupo racial o étnico. Sin embargo, las mujeres afroamericanas presentan una tasa de muerte levemente más elevada en comparación a mujeres pertenecientes a otros grupos minoritarios. Esto se debe a que con mayor frecuencia son diagnosticadas cuando la enfermedad ya se encuentra en etapas avanzadas.

Pero la NOCC (National Ovarian Cancer Coalition, coalición nacional contra el cáncer de ovario), que ahora cumple su undécimo aniversario, está decidida a trabajar en beneficio de las pacientes sobrevivientes y víctimas de cáncer de ovario, e informar a la gente sobre los diversos aspectos de la enfermedad a través de su perspectiva de organización comunitaria sin fines de lucro.

"Estamos tratando de llegar tanto a nivel nacional como local", dijo Jane Langridge, directora ejecutiva de la NOCC, cuyas oficinas centrales se encuentran en Boca Raton, Florida. "Aunque creo que cada mes es importante para el cáncer de ovario, septiembre nos brinda una oportunidad adicional de contactar a los medios de comunicación y educar al público".

Siendo septiembre el mes elegido como el National Ovarian Cancer Awareness Month (mes nacional para generar conciencia sobre el cáncer de ovario), Langridge dijo que la organización aprovecha este momento para generar incluso más conciencia sobre el cáncer de ovario. Para lograr este objetivo, cuenta con más de 80 filiales a nivel estatal y la campaña nacional "Rompe el Silencio", con la actriz del programa de televisión CSI Miami, Eva LaRue. La idea es fomentar que se hable de la enfermedad, entre las mujeres, sus médicos, familiares y amigos.

"Esta enfermedad afecta a todos", dijo Langridge. "Los hombres no son quienes sufren la enfermedad en sus propios cuerpos, pero resultan igual de afectados. Están perdiendo a sus seres queridos, a sus esposas, a sus hijas".

Langridge dijo que desde el principio de la campaña ha recibido más llamadas de personas buscando información, pero todavía encuentra cierta vacilación a la hora de actuar.

"Creo que la gente le tiene miedo a cualquier enfermedad que tiene una baja tasa de supervivencia y a la gente no le gustan las malas noticias", dijo. "Pienso que otra de las razones se debe a que se trata de una enfermedad femenina que se encuentra debajo del cinturón".

Leslie Hoffman, coordinadora de la filial de NOCC en Pittsburgh, dijo que a muchas mujeres a quienes les da información sobre el cáncer de ovario piensan que es suficiente hacerse un examen de Papanicolaou.

"Es algo que da mucho miedo", dijo Hoffman, "y muchas veces esto se debe a que nunca nadie les habló sobre el tema. De repente la enfermedad aparece en sus vidas y quieren saber todo al respecto".

La filial de Pittsburg ofrece reuniones mensuales, materiales de lectura gratuita de la NOCC y también tiene el programa "Picking up the pieces" (recogiendo los pedazos), una propuesta que consiste en juntar a una sobreviviente con otra mujer que recién haya sido diagnosticada. Para aumentar el grado de concientización, la filial participa de ferias comunitarias de salud, trabaja con áreas hospitalarias, hace presentaciones en iglesias, en grupos de personas mayores, para médicos locales y estudiantes del campo de la salud. La filial también participa de la caminata anual Karen F. Bowers Memorial Walk for the Whisper, la cual este año celebra su séptimo aniversario. La caminata se lleva a cabo en septiembre y se espera que atraiga a más de dos mil personas y 120 sobrevivientes. Según Hoffman, este acontecimiento sirve para celebrar la vida de los sobrevivientes y honrar la memoria de aquellas mujeres que fallecieron a causa de la enfermedad.

Hoffman expresó que el trabajo de una filial puede significar un gran cambio.

"Me he dado cuenta de que tener una filial aquí es como tener un sistema de apoyo del cual recibir energía", dijo Hoffman. "Para muchas de ellas es reconfortante, porque si una mujer es diagnosticada de forma precoz ya sienten que valió la pena".

Jackie Dandridge, sobreviviente de cáncer de ovarios desde hace tres años, dijo que la filial significa todo para ella y que la ha ayudado a poner su experiencia en perspectiva.

"Cuando una piensa sobre la palabra cáncer, piensa como si fuera una sentencia de muerte y no tiene que ser así", dijo. "Fue una experiencia muy traumática, pero de la cual aprendí mucho. Fue por esto que empecé a ver la vida de una manera completamente distinta".

Dandridge, de 57 años, fue diagnosticada con cáncer de ovario en junio de 2003 y dijo que en aquel momento se dio cuenta de que algo no andaba bien. Sus viajes interminables al baño la hicieron pensar que tenía una infección de vejiga pero los resultados de los análisis clínicos resultaron negativos. Trasncurridos tres meses, Dandridge dijo que estaba estreñida y su abdomen se había inflamado hasta el punto que parecía estar embarazada de seis meses. Los resultados de la ecografía fueron inconclusos, pero una tomografía computarizada reveló que tenía cáncer de ovario cuya evolución ya se encontraba en la fase 2.

"Miré al médico con cara de ¿qué me está diciendo?", dijo Dandridge. "No sabía nada sobre el cáncer de ovario".

Seis tratamientos con quimioterapia, una histerectomía y la extirpación parcial del colon, determinaron que Dandridge quedara calva, que tuviera que estar conectada a una bolsa de colostomía y que perdiera alrededor de 50 libras.

"Me encontraba con gente conocida y no sabía qué decir", dijo. "Pero logré sobrevivir a la tormenta. Me enteré de lo mucho que la gente me quiere".

Soltera, sin hijos y sin tampoco tener familia en Pittsburg, Dandridge dijo que dependía de varios amigos que le traían comida, le limpiaban la casa y cambiaban su bolsa de colostomía.

En ocho meses su organismo se recompuso lo suficiente como para regresar a trabajar, y en septiembre una compañera de trabajo que también era sobreviviente de cáncer de ovario le propuso que tomara parte de la caminata The Walk for the Whisper. Desde entonces, Dandridge participa activamente en la organización, concurre a las reuniones, mantiene una actitud positiva, le está volviendo a crecer el cabello y ha recuperado el peso perdido.

"Soy una persona muy espiritual", dijo Dandridge, "y por eso sabía que gracias a mi fe en Dios iba a estar bien, aunque no pensé que me sentiría tan fortalecida como me siento ahora".

Dandridge dijo que las reuniones informativas la han ayudado a superar sus temores.

"No le tengo miedo a la palabra cáncer", dijo. "No tengo miedo de hablar sobre el tema. A través de mi participación, me han dado la posibilidad de devolverles a otras sobrevivientes lo que han hecho por mí".

Fia Curley es redactora del OMHRC. ¿Comentarios? E-mail: fcurley@minorityhealth.hhs.gov

Enlaces

Estadísticas sobre el cáncer de ovario
http://www.cdc.gov/spanish/cancer/ovarian/

Información general sobre el cáncer de ovario
http://www.noah-health.org/es/cancer/types/women/ovarian/ Salida del sitio

Cáncer de ovario: síntomas, tratamiento, pronóstico
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000889.htm

Guía informativa sobre el cáncer de ovario
http://www.healthynj.org/dis-con/ovarian/espanol.htm Salida del sitio

Cáncer de ovario: lo que toda mujer debería saber [PDF, 984KB]
http://www.dhs.ca.gov/director/owh/owh_main/gcip/languages/spanish/ovarian_span.pdf

Cáncer de ovario: guía completa
http://www.ovariancancer.jhmi.edu/spanish/ Salida del sitio

Enfermedades del útero
http://www.ahrq.gov/consumer/spanhyst/hster1.htm

Artículos relacionados

Nuevas directrices podrían mejorar la detección del cáncer de ovario
http://www.healthfinder.gov/news/newsstory.asp?docID=609526

Inician ensayo para un nuevo medicamento contra el cáncer de ovario
http://www.healthfinder.gov/news/newsstory.asp?docID=608059

La cafeína podría reducir el riesgo de cáncer de ovario
http://www.healthfinder.gov/news/printnewsstory.asp?docID=611963

Es posible que necesite el programa Adobe Reader para visualizar el contenido de algunos enlaces presentados en esta página. Si todavía no dispone de Adobe Reader, puede descargarlo de forma gratuita. Salida del sitio





Última modificación: 04/02/2008 01:38:00 PM

OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias