Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes

Glosario bilingüe de prevención del VIH/SIDA





Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




OMH Contenido

"Los cuidados previos a la concepción no son un lujo"
Read this article in English

Jóvenes saludables, padres saludables: bebés saludables

Por Fia Curley

Una pareja pensando en tener un bebé.La enfermera Mary M. Gottesman solía pensar que los cuidados previos a la concepción de un bebé eran un tema que debía preocuparle solo a quienes estaban tratando de tener un hijo. Pero Gottesman cambió de opinión.

"Realmente readapté mi forma de pensar y ahora sé que cuando una niña entra en la pubertad, ya entonces estamos hablando de la etapa previa a la concepción", sostiene Gottesman, profesora asociada de enfermería clínica en la Facultad de Enfermería de la Universidad Estatal de Ohio.

Ahora, Gottesman piensa que se necesita una enorme campaña de concientización para todos –mujeres, hombres y profesionales de la salud, como ella.

"Si tuviésemos una campaña entre los principales proveedores que se están entrenado, creo que realmente podríamos lograr algunos hitos en cuanto a la preparación previa a la concepción", afirma la experta y ex presidenta de la Asociación Nacional de Enfermeras Pediátricas de Estados Unidos, quien ha escrito numerosos artículos para la publicación pediátrica Journal of Pediatric Health Care.

Considerando que en Estados Unidos más de la mitad de los embarazos no son planificados, los médicos y las autoridades de salud están dedicados a promover los beneficios de los cuidados de salud previos a la concepción, para mejorar los resultados a la hora del alumbramiento y reducir las tasas de mortalidad infantil.

"Comienza antes del nacimiento y va desde la cuna a la tumba", sostiene Kimberly Wyche, M.D., MPH, directora de la Oficina de Familia, Juventud y Salud Infantil del Departamento de Salud Pública del Condado de Nashville Davidson, en Tennesse. "Es realmente sobre la buena salud de las mujeres y sobre tener una sociedad saludable, porque si las mujeres están sanas, los bebés serán sanos y la sociedad será sana".

La condición de salud previa a la concepción es el paso anterior a los cuidados prenatales. En lugar de centrarse en la salud de una mujer embarazada o del padre del bebé, el énfasis se traslada a asegurar que una persona esté lo más sana posible antes de la concepción.

Esto último puede involucrar una serie de aspectos, según la Dra. Wyche.

Desde visitas de salud anuales y dietas que incluyan muchas frutas y verduras, a la mantención de las vacunas al día. Wyche opina que toda persona debería conocer su historial médico, incluyendo si porta el gen de la "anemia falciforme" o "anemia drepanocítica" y de qué manera manejar una enfermedad crónica.

Las enfermedades crónicas que no se controlan, como a diabetes, la hipertensión y el colesterol alto, también son peligrosos para los bebés y deberían evitarse, tanto entre madres como entre padres.

"Gran parte del papel de la pareja es apoyar a la mujer embarazada, durante esa etapa. Esto significa dejar de fumar. De lo contrario, pareciera que estuvieran diciendo: 'Ja, ja! Yo puedo hacerlo, pero tú no, señaló Gottesman.

La Dra. Wyche ve la necesidad de enfatizar, entre los varones, la salud previa a la concepción.

"Definitivamente, el tema de que los hombres jóvenes se mantengan sanos es importante", afirmó la doctora Wyche. "En muchas otras culturas, el embarazo es visto más como un hecho de la comunidad, no es solo la mujer quien está embarazada, sino también la pareja. Pienso que es importante incorporar oportunidades para que obtengan más información destinada a ser padres más responsables es clave", sostiene la facultativa.

Eso va a requerir de un cambio cultural y esa es una meta muy ambiciosa, pero lo hicimos con los cigarrillos y lo hicimos con los cinturones de seguridad.", agrega Wyche.

Y esas "grandes ambiciones pueden hacerse especialmente difíciles, si las comunidades enfrentan una difícil realidad diariamente.

Con problemas que resolver a diario y una influencia negativa de los medios de comunicación, según Wyche, el tema de la salud previa a la gestación, necesita ser enfocado desde diversas perspectivas, particularmente con la gente joven.

Para las mujeres mayores, uno realmente tiene que (venderles la idea) en el contexto de tener un bebé sano", dice Wyche. Para quienes nacieron en este milenio y los del futuro, todo tiene que ver con la interrogante '¿de qué manera me beneficio de esto y qué me ofrece?’ Ellos se ven con derechos de otro tipo".

Gottesman coincide, señalando que muchas madres ven el hecho de tener un bebé, estrictamente, como un proceso de nueve meses.

"Muchas madres me dicen que se les hace (casi ) imposible esperar a dar a luz, para poder beber, fumar y comer (comida poco saludable) nuevamente", dijo. "Pienso que si todos nos detuviéramos un momento a pensar que éste es un compromiso de por vida, planificaríamos mucho más los embarazos".

Pero la planificación es poco común cuando se trata de embarazarse, lo que puede derivar en un comienzo tardío en el cuidado prenatal, bajo peso de los bebés y en mortalidad infantil, de acuerdo a la Campaña Nacional para Prevenir los Embarazos No Planificados y de Adolescentes. Los embarazos no planificados y no deseados no solo afectan la salud futura del bebé, sino también la salud de los padres, al derivar en conflictos de pareja y disturbios en el hogar, de acuerdo a un estudio de la Campaña Nacional.

"Los cuidados previos a la concepción no son un lujo", señala Nancy Green, M.D. Como directora médica de "March of Dimes", programa dedicado a promover la salud de las embarazadas y del recién nacido, la doctora Green está muy consciente de los difíciles embarazos y enfermedades infantiles derivadas de la falta de planificación familiar. March of Dimes estima que de 30 al 40 por ciento de los defectos congénitos son causados por factores médicos, ambientales, genéticos y psicosociales que podrían ser evitados en alguna medida.

"Los cuidados previos a la gestación son una ventana de oportunidad para optimizar la salud de ambos padres, identificar cualquier riesgo y dar los pasos para reducirlos", explica la Dra. Green. Incluso la pareja joven más sana debería anticipar su nivel de cuidado y preparación física, los meses previos a los primeros intentos por concebir".

Y según Wyche, debido a que más del 50 por ciento de los embarazos no son planificados, "la mayoría de nosotros debería observar la mejor conducta para mantener una buena salud. Tener bebés sanos es una razón convincente para la mayoría de nosotros, sin importar si tenemos dinero o no".






Última modificación: 09/09/2008 10:55:00 AM

OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias