Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes



Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




OMH Contenido

Labio leporino y paladar hendido es más común en los asiáticos

Por Jorge E. Bañales

Los científicos todavía no saben qué causa los defectos de nacimiento como el labio y el paladar hendido pero el doctor Fernando Burstein, director de medicina en el Centro Para los Trastornos Craniofaciales de Children's Healthcare en Atlanta, dice que la mayor parte de las evidencias señala a factores tanto genéticos como ambientales.

Según Burstein, uno de cada 800 asiático-estadounidenses recién nacidos probablemente tendrá un defecto congénito conocido como labio/paladar hendido.

Casi uno de cada 33 bebés, esto es unos 120.000, nace en Estados Unidos con algún defecto congénito, y los defectos de nacimiento son la principal causa de muerte en el primer año de vida. Uno de los más comunes, el defecto de labio/paladar hendido, afecta a unos 6.800 bebés al año. El defecto ocurre cuando hay una abertura en el labio superior, en el paladar o en ambos.

Padre asiático con un bebéBurstein dijo que entre los niños blancos u otros de ascendencia europea la incidencia de este defecto es de uno por cada 1.000 bebés y entre afroamericanos es de uno cada 1.200 bebés. Según él, las cifras de los hispanos "son muy parecidas a las de los blancos, no son muy diferentes", y añade que "los indígenas de Estados Unidos también tienen una incidencia bastante alta".

Es común que se detecte la ocurrencia de un defecto congénito cuando nace el bebé, pero en algunas ocasiones el defecto puede diagnosticarse antes del parto.

"Si la madre ha tenido acceso, y esto es importante en el contexto de minorías, a cuidado prenatal muy avanzado, existen altas probabilidades de que por medio de revisiones con ultrasonogramas de alta resolución se detecten defectos", dijo Burstein. "No siempre ocurre, pero sí en la mayoría de las veces".

¿Qué le pasará a mi bebe con el labio leporino o paladar hendido?

Cuando un bebé nace con el labio leporino, el paladar hendido o ambos, la prioridad es fijarse en cualquier problema en la alimentación del bebé dijo Burstein, director de medicina del Centro Para los Trastornos craniofaciales del Children's Healthcare en Atlanta.

"A veces, cuando los bebés tienen una fisura, les es difícil alimentarse, por eso les proveemos biberones especiales que los ayuda a comer".

Burstein, quien se especializa en fisuras del labio o paladar, deformidades craniofaciales, hemangiomas, consultas perinatales y anomalías dentofaciales, dijo que cuando un bebe llega al centro de cirugía craniofacial, le evalúa todo un equipo. El equipo incluye especialistas como terapeutas del habla, dentistas, cirujanos, al igual que un trabajador social para asegurar que todo esté planificado para ellos.

Uno de cada 33 bebes, o unos 120.000, nacen cada año en Estados Unidos con un defecto congénito, y los defectos de nacimiento son la principal causa de muerte durante el primer año de vida. Uno de los defectos más comunes, el labio leporino o paladar hendido, afecta a unos 6.800 bebes al año. El labio/paladar hendido ocurre cuando hay una fisura en el labio o paladar o en ambos.

"Cuando el bebés tiene 12 semanas, los cirujanos repararan el labio y el bebé tiene que quedarse uno o dos días en el hospital. Cuando tiene unos seis meses los médicos realizan la cirugía del paladar, y nuevamente el paciente se queda en el hospital un par de días", dijo Burstein. Luego su equipo sigue el progreso del bebé cada año.

"Así que en realidad hay un régimen de seguimiento y visitas mientras el niño crece, durante el cual atendemos no sólo al problema inicial, que es la fisura en el labio/paladar, sino que también nos fijamos en la salud dental, en el habla y cualquier otro problema que surja en el camino" dijo Burstein.

¿Qué es el aparato Latham?

Cuando un bebé nace con una fisura en el labio o en el paladar o en ambos, y la abertura en la encía es bastante ancha , los médicos a veces ponen un artefacto dentro de la boca del niño que se llama el aparato Latham que facilitará la cirugía.

Luego, los padres tienen que adecuar el aparato todas las noches ajustando un tornillo, lo que ayuda a estrechar la fisura de la encía. "No la cierra completamente, pero sí lo suficiente y ello facilita el cierre cerrar del labio y el paladar", dijo el doctor Fernando Burstein, director médico del Centro Para los Trastornos Craniofaciales de Children's Healthcare of Atlanta.

Burstein se especializa en fisuras del labio o paladar, deformidades craniofaciales, hemangiomas, consultas perinatales y anomalías dentofaciales.

Uno de cada 33 bebes, o unos 120.000, nacen cada año en Estados Unidos con un defecto congénito, y los defectos de nacimiento son la principal causa de muerte durante el primer año de vida. Uno de los defectos más comunes, el labio/paladar hendido, afecta a unos 6.800 bebes al año. El labio/paladar hendido ocurre cuando hay una fisura en el labio o paladar o en ambos.

"El defecto no se refiere tanto a los huesos", explico Burstein quien dijo que una de las ideas comunes pero equivocadas es que los huesos del paladar tienen que fusionarse. "Hay dos huesos, pero lo más importante es que el paladar blando, que tiene los músculos que se utilizan para hablar, se cierre. De esa forma es que hablamos, y entonces los huesos no tienen que estar juntos. Pero sí necesitamos hacer que la micosa, o la cubierta, de los huesos, se junte, y de esta manera podemos separar la boca de la nariz".

El especialista dijo que si los cirujanos tienen éxito con ese proceso entonces pueden prevenir que la comida vaya hacia la nariz, algo que puede ser "incómodo", y entonces el bebé puede desarrollar las pautas correctas del habla.

"Siempre y cuando la nariz y la boca estén separados entonces tendremos un desempeño normal", dijo. "Es en realidad la cubierta lo que es lo más importante".

Cambios en el tratamiento de labio leporino o paladar hendido

Desde que Fernando Burstein empezó su carrera en medicina hace 30 años, ha cambiado mucho el diagnostico, tratamiento y planteamiento a bebés nacidos con el labio/paladar hendido. Burstein es el director médico del Centro Para los Trastornos Craniofaciales de Children's Healthcare of Atlanta.

Uno de cada 33 bebes, o unos 120.000, nacen cada año en Estados Unidos con un defecto congénito, y los defectos de nacimiento son la principal causa de muerte durante el primer año de vida. Uno de los defectos más comunes, el labio/paladar hendido, afecta a unos 6.800 bebes al año. El labio/paladar hendido ocurre cuando hay una fisura en el labio o paladar o en ambos.

"No teníamos estos aparatos [Latham] que nos facilitan las cosas", dijo Burstein. "Nuestros equipos han mejorado mucho en términos de diagnóstico y tratamiento. Tenemos biberones mejor diseñados", dijo Bursntesin, quien se especializa en fisuras del labio o paladar, deformidades craniofaciales, hemangiomas, consultas perinatales y anomalías dentofaciales.

Burstein dijo que hace 20 años, los bebés debían permanecer en el hospital hasta una semana después de la reparación del paladar, pero que ahora sólo se quedan un día. Según él, se reconoce internacionalmente que para obtener mejores resultados en el tratamiento de este defecto congénito lo mejor es un diagnostico temprano con un "enfoque en equipo".






Última modificación: 12/03/2009 01:56:00 PM

OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias