Blog

El impacto del COVID-19 en los latinos: ¿Qué podemos hacer para seguir adelante?

Publicado el 29 de septiembre de 2021 por Alexander Vigo-Valentín, Ph.D. Asesor de Salud Pública, Líder de Políticas de Salud para los Hispanos/Latinos, División de Políticas y Datos de la Oficina de Salud de las Minorías, Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.

Con la disponibilidad de la vacuna contra el COVID-19 desde el año pasado, muchos de nosotros, especialmente los padres, teníamos la esperanza de ver la luz al final del túnel y poder comenzar el año escolar con la pandemia ya en el pasado. Sin embargo, el aumento de los casos del COVID-19 en niños y adolescentes ha intensificado la preocupación tanto de los padres como de los responsables de la salud pública. Y a medida que la pandemia continúa, también lo hacen las disparidades y desigualdades de salud existentes.

En comparación con el inicio de la pandemia en 2020, ahora tenemos un mejor conocimiento de cómo las minorías raciales y étnicas, y las comunidades latinas en particular, han sido afectadas por la pandemia del COVID-19. La población hispana representa el 19% de las muertes asociadas con el COVID-19 y está experimentando la tasa más alta de muertes por COVID-19 (36%) entre los niños (de 0 a 4 años) y los adolescentes (de 5 a18 años).

Según un informe Exit Disclaimer del Centro de Investigaciones Pew, muchos latinos sienten que los peores periodos de la pandemia son cosa del pasado. Sin embargo, el optimismo de nuestras comunidades frente a la pandemia del COVID-19 no puede convertirse en un elemento que desanime a vacunarse y a seguir usando mascarillas en lugares públicos cerrados, incluso para quienes están vacunados. Por el contrario, debería impulsar la adopción de estas medidas preventivas contra el COVID-19 para proteger a nuestros niños y reconstruir nuestras comunidades después de la pandemia. Las vacunas son gratis y están disponibles para todas las personas mayores de 12 años que viven en los EE. UU., independientemente de su estatus migratorio o seguro médico.

En particular, las agencias de salud pública y las organizaciones comunitarias continúan trabajando juntas para crear enfoques cultural y lingüísticamente apropiados para ayudar a mitigar el impacto del COVID-19. Conforme con la Orden Ejecutiva (E.O., por sus siglas en inglés) 13995, "Garantizar una respuesta y recuperación equitativas ante la pandemia", firmada el 21 de enero de 2021, las agencias de salud pública y las organizaciones comunitarias continúan trabajando juntas para crear enfoques cultural y lingüísticamente apropiados para ayudar a mitigar el impacto del COVID-19. La sección 3 de la E.O. hace referencia a la necesidad de llevar a cabo "una campaña de divulgación para promover la confianza y la aceptación de la vacuna entre las comunidades de color y otras poblaciones desatendidas". La campaña nacional del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. (HHS, por sus siglas en inglés), “Juntos Sí Podemos,” ofrece múltiples recursos tanto en inglés como en español para educar a las personas sobre las formas eficaces de prevenir y detener el COVID-19 en las comunidades latinas. Además, como parte de la “Alianza Comunitaria Contra el COVID-19,” y La Alianza de Participación Comunitaria contra las disparidades del COVID-19, o CEAL, de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), los miembros de la comunidad están reforzando su rol como aliados y mensajeros de confianza que ayudan a dar forma a los enfoques y a difundir información oportuna y precisa a familiares, amigos y vecinos. Además, los CDC cuentan con guías sobre el COVID-19 para proteger a los estudiantes, los maestros, el personal y las comunidades, incluidos los programas de cuidado infantil. A través de estos esfuerzos, las personas de las comunidades latinas pueden ser más conscientes del riesgo de la desinformación cuando se trata del COVID-19, y pueden ser alentados a vacunarse para protegerse a sí mismos, a sus seres queridos y a su comunidad.

Las agencias de HHS y otras organizaciones nacionales y estatales han desarrollado recursos para asegurar que nuestras comunidades tengan acceso a información precisa sobre las vacunas del COVID-19. Esta información brinda las herramientas para eliminar las lagunas de información, derribar mitos y confrontar la desinformación con mensajes de fuentes confiables basados en la evidencia científica. A pesar de estos esfuerzos y de muchos otros a nivel regional y local, según los CDC los latinos sólo representan el 17% de las personas que han sido completamente vacunadas en los Estados Unidos. Por esa razón, debemos trabajar estrechamente con las comunidades hispanas más afectadas por el COVID-19, facilitando información precisa y animando a todos a informarse, vacunarse, usar una mascarilla y tomar medidas para superar el COVID-19.

En este Mes de la Herencia Hispana, podemos comprometernos a proteger a nuestros niños y comunidades vacunándonos y siguiendo las recomendaciones de los CDC. El uso de la mascarilla es especialmente importante en los entornos escolares donde los niños no pueden ser vacunados. Y debemos continuar siguiendo la ciencia, aplicando medidas preventivas, y trabajando juntos para que podamos una vez más unirnos como comunidad y reunirnos con familiares y amigos.

No olvide visitar el sitio web del Mes de la Herencia Hispana de OMH para acceder recursos en inglés y español de otras agencias de HHS y aliados para ayudar a proporcionar a los hispanos y latinos información relevante relacionada con el COVID-19.